El Pinkwashing de UBER en México

La conocida empresa de transporte Uber es acusada en México de Pinkwashing, es decir, de usar el movimiento de defensa de derechos LGBT+ para mejorar su imagen.

De unos años para acá suele ser tema de conversación la presencia de las marcas en el Mes del Orgullo, ya sea en sus redes sociales, anuncios en calles y medios, o su presencia en eventos como la Marcha del Orgullo de la Ciudad de México. Se les acusa de “Pinkwashing”: usar la causa de los derechos LGBT+ para mejorar su imagen pública.

¿Se vale que una marca cambie su logo con los colores del arcoíris durante junio? ¿Deben estar las marcas representadas en lo que se supone es una manifestación por los derechos humanos?

Si tomas un Uber en el mes de Junio se puede ver un arcoíris en la ruta.

Sí, es importante que estén, y ayuda a la visibilización. Pero también es importante que esto se traduzca en acciones concretas a favor de la inclusión durante todo el año, y no sólo un cambio estético temporal.

En México tenemos el caso de la empresa Uber, que ha señalado desde su llegada al país que es una empresa que celebra la diversidad, e incluso ha estado presente con un carro alegórico en la Marcha del Orgullo de la Ciudad de México, y ha apoyado estos esfuerzos en otras ciudades.

Este año volvieron a activar la función que te muestra un arcoíris en su aplicación en el camino que recorrerá el auto que solicitaste, y colocaron un enlace en su cuenta de Twitter a la página donde enlistan las acciones que realizan por la diversidad.

Pero también ha tenido varios incidentes donde personas LGBT+ reciben una negativa por parte de sus conductores para obtener el servicio, o que roban paquetes enviados por personas LGBT+ y la empresa no se hace responsable de estos actos.

El caso público más reciente ocurrió con la activista Kenya Cuevas, de Casa de las Muñecas Tiresias, luego de que acudiera a una entrevista con el canal de YouTube “Harto de la Vida”, quienes hicieron pública la situación:

¿Cuál es el problema con esta empresa? Que en realidad sus conductores no son sus empleados, y por lo tanto se pueden deslindar muy fácil de cualquier situación. El medio Homosensual ha documentado al menos otros cuatro casos contra la población LGBT+ por parte de conductores de esta aplicación: Una agresión en mayo, ese mismo mes cuando bajaron a dos drag queens de un auto, y dos robos de pelucas a otras drag queen, uno en marzo y otro en abril.

Y mientras empresas como esta no se tomen enserio la capacitación en temas de diversidad es condenable que sigan haciendo campañas de comunicación donde aseguran que apoyan a las personas LGBT+.

2620829
Recibe cada semana nuevas historias LGBT+ directo a tu Correo Electrónico.